sábado, 14 de junio de 2008

La Boleta de Calificaciones (Reflexión)


Era miércoles, 8:00 a. m., llegue puntual a la escuela de mi hijo.

- No olviden venir a la reunión, es obligatoria - fue lo que la maestra había dicho un día antes. -¡Pues qué cree la maestra! ¿Qué cree que podemos disponer del tiempo a la hora que ella diga?. Si supiera qué importante era la reunión que tenía a las 8:30 AM, de aquí dependía un buen negocio y... ¡tuve que cancelarla!

Ahí estábamos todos, papás y mamás, la maestra empezó puntual, agradeció nuestra presencia y empezó a hablar. No recuerdo qué dijo, mi mente estaba pensando cómo resolver lo de ese negocio, probablemente podríamos comprar esa nueva televisión con el dinero que recibiría.

- Juan Rodríguez!... escuché a lo lejos. - ¿No está el papá de Juan Rodríguez? -dijo la maestra.

-Sí aquí estoy -contesté pasando a recibir la boleta de mi hijo. Regresé a mi silla y me dispuse a verla.

- ¿Para esto vine? ¿Qué es esto?...

La boleta estaba llena de seises y sietes. Guardé las calificaciones inmediatamente, escondiéndola para que ninguna persona viera las porquerías de calificaciones de mi hijo.

De regreso a casa aumentó más mi coraje a la vez que pensaba...., ¡Si le doy todo! ¡Nada le falta! ¡Ahora sí le va a ir muy mal!...

Me estacioné y salí del carro, entré a la casa, azoté la puerta y grité. - ¡Ven acá Juan!. -Juan estaba en su recamara y corrió a abrazarme.

- ¡Papá!...

- ¡Qué Papá ni que nada!

Lo retiré de mí, me quité el cincho y no sé cuantos golpes le di, al mismo tiempo que decía lo que pensaba de él.

- ¡¡¡ Y te me vas a tu cuarto!!! -terminé. Juan se fue llorando, su cara estaba roja y su boca temblaba. Mi esposa no dijo nada, sólo movió la cabeza negativamente y se fue a la mesa a escribir.

Cuando me fui a acostar, ya más tranquilo, mi esposa me entregó la boleta de calificaciones de Juan, que estaba dentro de mi saco y me dijo:

- Léele despacio y después toma tu decisión.

Ésta decía así...

--------------------------------------------------------------------------------------
BOLETA DE CALIFICACIONES "PARA EL PAPÁ"!!!!!!!!

Tiempo que le dedicas a tu hijo................Calificación

En Conversar con Él a la hora de dormir ................6
En Jugar con Él....................................................6
En Ayudarlo a hacer la Tarea.................................6
En Salir de Paseo en Familia................................7
En Contarle un Cuento antes de dormir..................6
En Abrazarlo y Besarlo.........................................6
En Ver la Televisión con Él....................................7
--------------------------------------------------------------------------------------

El me había puesto seises y sietes, yo me hubiera calificado con menos de cincos. Me levanté y corrí a la recamara de mi hijo, lo abracé y lloré..., quería regresar el tiempo, pero era imposible.

Juanito abrió sus ojos, aún estaban hinchados por sus lágrimas, me sonrió, me abrazó y me dijo:

¡Te quiero papá!

Cerró sus ojos y se durmió....

"Solamente el fruto de nuestro esfuerzo nos da la felicidad inmediata."

7 comentarios:

http://internetmen.net dijo...

parece que el blog esta dormido como el niño de la foto , o me equivoco y estan solo navegando men's

MALAIKA dijo...

snif....


malditas drogas...

Anónimo dijo...

Utilizo este medio tan importante y tan visitado, para invitarlos a que conozcan a los actores políticos veracruzanos, ahí encontrarás caricaturas, columnas, reportajes, artículos muy interesantes y con un buen humor…VISITA: valeverba.blogspot.com NO TE ARREPENTIRAS. PARTICIPA TE ESPERAMOS. Gracias por este espacio.

Anónimo dijo...

los papa que lean este poema tengan en cuenta que uno es responsable de lo bien o mal que vayan nuestros hijos y la culpa es de nosotros

Anónimo dijo...

Tener conciencia de todas las necesidades que tienen nuestros hijos.. es aprender....nos falta mucho a la gran mayoría de los padres!!! Encomiarnos a ser mejores padres cada dia!!.. Para tener mejores hijos!!!

Anónimo dijo...

Utaaammm que furte de verdad me identifico que we soy

Anónimo dijo...

DE VERDAD UNA MUY BUENA REFLEXION Y UNA GRAN EXPERIENCIA, TAMBIEN MUCHO QUE MEDITAR,MUCHO QUE AUTOEVALUARNOS COMO PADRES GRACIAS POR ESTE HERMOSO MENSAJE