lunes, 4 de agosto de 2008

Una Anécdota Misteriosa (Colaboración de Carlos Alejandro)

Antigua calle de Lucio
.
Una anécdota más, pero misteriosa...Carlos A. Vázquez Gutiérrez.

A continuación, relataré algo muy curioso y misterioso que me sucedió a la edad de 7 años, en el año de 1957...

Sucedió que en aquellos años, la calle de Lucio llegaba, por el norte, hasta la calle de Tamborell; más adelante estaba una cuesta por la que se bajaba a Xalitic. Aún no se construía el Puente que logró salvar la misma cuesta y que expandió Lucio hacia el norte. Cabe señalar que en ese año, la que después fue prolongación de Lucio, se nombraba Calle de Mina.

Este servidor vivía en la Calle de Azueta # 2-D, con mi madre y mi hermana mayor, Cristina (que hoy radica en Montreal, Canadá) y muy frecuentemente acompañaba a mi hermana visitar a una muchacha amiga suya, que vivía en esa Calle de Mina (hoy Lucio), unos metros al norte de la Calle Poeta Jesús Díaz y por tanto, contraesquina de la extinta fábrica de chocolates "La Locomotora" (que fuera famosa por la exquisitez de sus productos).

El padre de esa chica, a quien llamaremos por la incial de su apellido, "R.", se dedicaba al comercio de semillas (trigo,maíz, pepita de calabaza, etc.), teniendo su negocio en la parte baja de su domicilio y sus habitaciones en la parte alta. Ésta estaba próxima a una casa vieja contigua, de una sola planta y muy espaciosa, típica casa xalapeña de techo de teja y ventanales de hierro a la calle y un portón grande; la casa de referencia estaba totalmente abandonada y al atardecer se adivinaba que había sido una habitación de gente adinerada, ya que se percibía perfectamete, tanto el patio, así como el traspatio y algo del interior; el patio y el traspatio aparecián cubiertos de espesa vegetación, dando un aspecto misterioso y aterrador, ya que entrada la noche, la envolvía una obscuridad impenetrable.

¡Imagínense la reacción de un chico de 7 años! y más con lo que se supo, supimos, de esa casa abandonada.

Sucedió, que, de pronto, se rumoraba que se percibían extrañas luces, sonidos raros y hasta que un día, aparecieron las luces encendidas de una casa completamente abandonada, sin posibilidad de energía eléctrica, ni de un fraude de esa naturaleza.

Sin embargo, se dío parte a las autoridades, las cuales, después supe o me pareció oir (¡a esa edad uno se imagina tantas cosas!) que éstas hallaron en la sala de esa casa, el cadaver calcinado del antiguo dueño, el cual participaba en aquellas famosas carreras panamericanas, como piloto y que había muerto en un accidente...hacía como 10 años...

Y lo aterrador fue que el cadaver parecía de una persona recién fallecida y más aún: ¡que abrazaba dos trofeos que había obtenido en esas competencias!.

Eso oí, eso entendí y cabe preguntar: si el difunto estaba ya enterrado casi una década ¿cómo es que apareció ese cadaver?...

Como lo oí,lo cuento...

Muchas gracias.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Gracias a ti amigo por compartir una anécdota más. Un saludo afectuoso hasta el D.F.


2 comentarios:

jcesar23 dijo...

Supongo que no vives en Xalapa, la chocolatera la Locomotora sigue funcionando y sus chocolates siguen siendo igual de Ricos.
Saludos. a todos

CARLOS ALEJANDRO dijo...

¡Gracias, estimado jcesar33!. En erefcto, no vivo en Xalapa, estoy exiliado en el D. F., y ya que haces el favor de informarnos, no dudes que a fines de este mes, acudiré a esa fábrica de chocolates, y eso que soy diabético, pero un chocolate amargo, no me hará tanto daño.