jueves, 11 de octubre de 2007

El Callejón del Diamante (Leyenda)

Esta estrecha calle se localiza en el centro de la ciudad de Xalapa; sube desde la avenida Enríquez hasta la avenida Juárez, y su nombre actual es primera de Antonio María de Rivera. En la actualidad es un turístico callejón con restaurantes, cafeterías, artesanos (los famosos hippies) y tiendas muy concurridas. Se cuentan dos leyendas sobre esta hermosa calle.

Leyenda uno:
Se dice que hace muchos años había una joven hermosa que acostumbraba pasear por la callejuela hasta altas horas de la noche, llevando consigo un bellísimo y valioso diamante.En una de sus caminatas le fué robada la joya, y desde ese día la muchacha desapareció. Tiempo después, los vecinos oían transitar a alguien por allí, pero al asomarse no veían a nadie. Algunas personas que pasaban a lo lejos, llegaban a distinguir la silueta de la mujer del diamante, pero cuando se acercaban al callejón, ésta se desvanecía. Dicen que era el alma de aquella joven que confiaba en que algún día encontraría a los ladrones, y que por ello vagaba, como de costumbre, hasta muy avanzada la noche.

Leyenda dos:
Otra leyenda refiere que en tiempos de la colonia, en una de las viejas casonas del lugar vivía una atractiva joven criolla de hermosura desconcertante casada con un caballero español rico y distinguido. El quería mucho a su esposa y cuando habían sido novios le obsequió una sortija con un diamante negro que según era mágico, ya que tenía el don de intensificar el amor del marido y de descubrir la infidelidad de la mujer. La muchacha había jurado a su prometido, al recibir la joya, jamás separarse de ella.El esposo tuvo un socio al que quiso como a un hermano, invitándolo siempre a su casa, para que convivieran los tres como una familia. Pero entre la dama y el atribulado amigo nació un sentimiento amoroso, que aumentaba con las diarias visitas, y aprovechando las ausencias del desafortunado cónyuge, consumaron la pasión.Cierto día, ella aprovechó un viaje de su marido para ir a casa del amante y, por razones que se ignoran (quiza la superstición), ella se quitó el anillo y lo colocó en el buró, cerca de la cama. Tal vez el apresuramiento y la zozobra, cuando salió de ahí, la alhaja fué olvidada en aquel mueble.Cuando regresó el español, guiado por una fuerza extraña, lo primero que hizo fué visitar al amigo, a quién encontró en la alcoba durmiendo la siesta. Al entrar en la habitación lo primero que vió fué el diamante negro de su esposa en el anillo. Lo tomó, salió rapidamente de ahí y se dirigió abatido a su hogar. La esposa salió a recibirlo como si nada hubiera pasado; él, al besarle la mano, confirmó la ausencia del anillo y reafirmó sus sospechas. Enloquecido, desenvainó su puñal y lo clavó en el pecho de la mujer... arrojó sobre el cadáver de la esposa el anillo de diamante negro y desapareció para siempre.La gente que habitaba por ahí, en aquel entonces exclamaba: ¡Vamos a ver "el cadaver del diamante"! Despúes solo decían : ¡Vamos al Callejón del Diamante!, que la tradición ha mantenido a través de varios siglos hasta nuestros tiempos.
.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

i likeee! :3

Anónimo dijo...

Woww yo anduve ahi hace ya varios años atras y apenas vengo enterandome de como se llama y su historia, que caray, gracias por la informacion, saludos.

Anónimo dijo...

Imprecionante....yo nací en banderilla y desde casi los cinco años vivo en cd juárez a mis 35 años me emociona y orgullece saber cosas de mi tierra ojala pudieras compartir otras más saludos coordiales.........rey_0119@hotmail.com

Vely dijo...

Hola, he leído las dos leyendas y debo decir que la segunda me fascinó.Tiene años que no viajo a Xalapa, pero es siempre un placer caminar pos su calles y dormir bajo sus frescas noches. Planeo ir en el verano de éste año. ojala puedas publicar más cosas sobre la siempre preciosa Xalapa.

Un saludo... Velia Gzz

Vely dijo...

Hola, he leído las dos leyendas y debo decir que la segunda me fascinó.Tiene años que no viajo a Xalapa, pero es siempre un placer caminar pos su calles y dormir bajo sus frescas noches. Planeo ir en el verano de éste año. ojala puedas publicar más cosas sobre la siempre preciosa Xalapa.

Un saludo... Velia Gzz

Vely dijo...

Hola, he leído las dos leyendas y debo decir que la segunda me fascinó.Tiene años que no viajo a Xalapa, pero es siempre un placer caminar pos su calles y dormir bajo sus frescas noches. Planeo ir en el verano de éste año. ojala puedas publicar más cosas sobre la siempre preciosa Xalapa.

Un saludo... Velia Gzz

Anónimo dijo...

wooooow cuando iva en el kinder recuerdo q m contaban la segundo istoria y aora investiando la recorde wooooooooooow no m imaginaba q era magico